Un Antes y Un Después

Estándar

Nada será lo mismo. Cuando cambiamos así, ya no podemos volver atrás.

Cuando comienzo a escribir estas modestas líneas, no puedo evitar el pensar en lo mucho que ha cambiado la atmósfera que rodea a los Marlins en estos últimos tres meses.

Hemos estado en el ojo de todos: periodistas, blogueros y el hincha común han visto con expectación, escepticismo y también desprecio los movimientos que la franquicia miamense realizó durante esta temporada de descanso.

Decir que tomamos el mercado por asalto es poco.

Fichamos a tres tremendos exponentes peloteros en Mark Buehrle, José Reyes y Heath Bell. También le abrimos la puerta a una figura tan controversial como Carlos Zambrano. A punto estuvimos también de hacernos con los servicios de Albert Pujols, Prince Fielder y C.J. Wilson, considerados por muchos como los tres mejores peloteros en el mercado de agentes libres. Y aunque muchos estuvieron decepcionados cuando se nos escaparon por un pelo de rana calva, cerramos la off-season más exitosa por lejos en los 19 años de vida de la franquicia. Como dato curioso, también es bueno saber que los 191 millones de dólares que invertimos superan lo gastado en los 18 años previos… de forma combinada.

Surgieron así las bromas, los insultos poco disimulados y los aplausos. Poéticamente, podríamos expresarlo así.

De ser nada, pasamos a serlo todo.

Las sombras, esas eternas compañeras de tristeza

Ya no estaban.

Ahora la luz, prístina y pura, nos rodeaba.

Y te vi ahí, a mi lado

Mirándome con tus ojos cristalinos

Tan diáfanos como el mar que rodea el acuario

Donde nos conocimos.

Mirándome con tu inocencia de niña traviesa.

Rodeando mi mano con las tuyas,

No me hablabas, aunque no necesitabas hacerlo.

La meta estaba clara.

El cielo es el único límite.

Sí, sé que mis dotes líricas son inferiores a las de una patata molida, pero había que darle un toque artístico al asunto, ¿no creen?

El concepto clave en todo este asunto es uno solo: la metamorfosis. Quizás se preguntan por qué coloqué una imagen tan extraña encabezando esto. Bueno, pues se trata de Metamorfosis de Narciso, una de las obras más conocidas de Salvador Dalí. Como el personaje de la tela, los Marlins decidieron dar el gran salto y lanzarse con todo a su nueva era. Desde el estadio hasta los uniformes, todo con tal de dar una señal de que las viejas andanzas, en medio de la escasez de dinero, un estadio incómodo y pocos fans en los asientos. Hay tabula rasa para todos, desde Jeffrey Loria y la mesa directiva hasta el último jugador de nuestro plantel. Y el entorno ha acusado el golpe. Ríos de tinta, cientos de minutos de video y audio, millones de pulsaciones de teclado y horas de conversación en los lugares más insólitos han cubierto a nuestra franquicia. Estamos, como bien decía el antiguo programa matinal chilensis, “en boca de todos”.

Esa atención tiene dos caras, sin embargo: puede ser nuestro mejor estímulo para ganarlo todo y también nuestra perdición como organización. Incluso si se trata de un juego como el béisbol.

El filósofo alemán Hans-Georg Gadamer planteó en su obra maestra, Verdad y Método, una interesante definición del concepto de juego. Para Gadamer, el juego es uno de muchos comportamientos subjetivos, enmarcados dentro de una dimensión en la que los objetivos son serios. El juego, como tal, representa un vehículo dinámico y divertido para la consecución de metas tangibles y que benefician a quien las busca. Así es como tenemos diversas manifestaciones en el béisbol: anotar carreras, ponchar a un bateador, ganar partidos, premios y campeonatos. Todo ello dentro de un universo con reglas bien definidas, autónomas y riesgos que los jugadores aceptan voluntariamente cuando participan de la acción.

Considerando el impacto y la importancia del juego del béisbol para la cultura norteamericana, todo lo que sucede dentro de su universo tiene grandes repercusiones en todos los espectros comunicacionales posibles. Volviendo al tema de la atención que la esfera social ha puesto sobre nuestro acuario, cada logro será celebrado y acaramelado, y cada porrazo será criticado y rociado ásperamente con sal. Aquí entra en juego el asunto de las expectativas, en especial relacionado con cómo Ozzie Guillén, el nuevo piloto de la nave, manejará a su tripulación. La estabilidad que poseemos en la actualidad no es cercana a lo idílico, y por ello se ha de proceder con cuidado, pero sin dejar de lado las iniciativas personales y el asunto lúdico que es inherente a este deporte.

Con la pretemporada a la vuelta de la esquina, podemos darnos cuenta de la importancia que tendrán nuestras primeras pruebas en el campo de juego. Casi puedo imaginarme al buen Ozzie haciendo su mejor imitación de Robert Oppenheimer, el científico a cargo del Proyecto Manhattan, que terminó creando la primera bomba atómica. Y aunque dudo mucho que terminemos tanteando con Uranio 235, lo cierto es que este puede ser el año en el que veremos dos finales claros: tomamos al planeta pelotero por sorpresa y barremos con todo, o terminamos sufriendo el mismo destino que el Hindenburg.

Pero hay algo que sí estará asegurado: seguir las andanzas de los Miami Marlins en 2012 va a ser extremadamente interesante. Incluso para alguien tan reticente como yo.

About these ads

2 comentarios en “Un Antes y Un Después

  1. Saludos desde España.
    Tienes razón amigo mío, los Marlins no solo han sido la atracción en la offseason, sino que también van a serlo en la temporada regular. Va a ser todo un espectáculo ver la lucha entre Marlins y Phillies por ver quien se adjudica el Este de la Nacional. Vas a disfrutar mucho de esta temporada. Espero que ya que empieza lo bueno, podamos compartir el espéctaculo juntos.
    http://berkutmartin.mlblogs.com/

    • Lo mismo creo, estimado. Para ser franco, no había habido tanta expectación para una de nuestras Pretemporadas desde que ganamos nuestro primer título mundial, hace ya 15 años. Veremos cómo tratan los próximos días a nuestros peloteros.

      Saludos y gracias por comentar.

Dejen sus comentarios con toda tranquilidad, que el blog no muerde.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s