62 Victorias

Estándar

Stanton ya llegó a 88 carreras impulsadas este año, estableciendo un nuevo récord personal. Foto: Lynne Sladky/AP (vía Yahoo! Sports).

Con 38 partidos por jugar, los Marlins empataron la marca de triunfos del año pasado y volvieron a la meseta de .500 gracias a una paliza de 10-3 ante los Arizona Diamondbacks.

El juego ya estaba prácticamente sentenciado en la primera manga, luego de que Giancarlo Cruz-Michael Stanton y Garrett Jones conectaran sendos cuadrangulares para dejar la cosa 4-0 en favor de los peces. En la séptima, Jarrod Saltalamacchia y Marcell Ozuna trajeron dos al plato cada uno para ponerle el broche de oro al compromiso. En total, la nave multicolor despachó doce hits y anotó dobles dígitos por primera vez desde el 5 de junio.

Tom Koehler (W, 9-9) permitió dos carreras y seis hits en seis mangas para llevarse el triunfo, mientras que Josh Collmenter (L, 8-7) cedió cinco rayitas en cuatro capítulos.

Desde el inicio de la segunda etapa de la temporada, Miami lidera la Liga Nacional con 18 victorias. Ha ganado tres series consecutivas, así como siete de las últimas diez.

Compre un Error, Llévese Otro Gratis (No Incluye Despacho)

Estándar

¿Qué se supone que debo poner aquí si ya está todo dicho? Foto: Joe Skipper/AP (vía Yahoo! Sports).

La primera salida de Henderson “Nishimoto” Álvarez (W, 9-5) después de volver de la lista de lesionados fue, como se dice coloquialmente, par for the course. Permitió sólo una carrera, un boleto y ponchó a seis sobre siete buenas entradas en la lomita.

Fue un partido raro el presenciado esta noche en el Marlins Park. Los Diamondbacks sucumbieron defensivamente en las tibias aguas del acuario, anotándose con la friolera de cinco -sí, cinco- errores, todos producto de jugadores distintos. A pesar del ofertón de regalos, Miami no pudo arañar más que dos rayitas, producto de un triplazo de Jeff Baker en la cuarta y un forceout de Jeff Mathis en la séptima. El perjudicado fue Wade Miley (L, 7-9), quien ponchó a nueve sobre siete capítulos, cediendo apenas una carrera limpia.

Rompiendo la Modorra

Estándar

Otro día en el que podemos mirar al cielo y sonreír. Foto: Instagram de los Marlins.

Marcell Ozuna, quien venía con una mala racha de 16 at-bats consecutivos sin conectar un hit, se vistió de héroe anoche ante los Arizona Diamondbacks, conectando el doblete ganador en la décima entrada ante Bradin Hagens (L, 0-1), quien hacía su debut en las Ligas Mayores.

Fue nuestra 22ª victoria por medio de la remontada esta temporada, así como la 30ª que se decide por una carrera. Con 41 partidos por jugar, ya hemos llegado a 60 triunfos el 2014. El año pasado alcanzamos esa cifra inmediatamente después de sumar 100 derrotas.

Brad Penny, en su primer partido de por vida en el acuario, se paseó por la cuerda floja, permitiendo cuatro carreras y cinco imparables en el mismo número de mangas, con tres boletos y tres ponches. El relevo estuvo soberbio y Mike Dunn lanzó los dos últimos episodios en blanco para convertirse en el primer relevista miamense en llegar a diez victorias en una temporada. El récord anterior era de nueve, compartido por Robb Nen (1997) y Edward Mujica (2011).

A nivel global, el último relevista con dobles dígitos en juegos ganados que recordaba era Masafumi Hirai, quien puso registros de 15-5, ERA de 2.32 y 27 salvamentos en 1995 con Orix.

Damas y Caballeros, Jarred Cosart

Estándar

Jarred Cosart no tuvo miedo y le ganó la partida al mejor lanzador de la Liga Nacional. Foto: Lynne Sladky/AP (vía Yahoo! Sports).

Haber tenido que saltarse su última salida no afectó en lo más mínimo a Jarred Cosart. El más reciente miembro de la rotación de los Marlins salió a jugarle de tú a tú a un baluarte como Adam Wainwright y terminó bailando con la niña bonita: sólo permitió tres hits y un boleto en siete entradas para blanquear a St. Louis por 3-0.

Toda la ofensiva de Miami llegó en la cuarta entrada, producto de un sencillo impulsor de Jarrod Saltalamacchia y un soberbio cuadrangular de Donovan Solano contra el poste de foul del jardín izquierdo. Wainwright (L, 14-7) laboró siete mangas, ponchando a cuatro contra un boleto y permitiendo siete imparables.

Con esta victoria, la nave multicolor quedó un juego por debajo de .500 y ahora se prepara para ir por la barrida.

A Cañonazos También Se Gana

Estándar

Hola, soy Giancarlo Stanton y mis cuadrangulares desafían las leyes de la física. Foto: Rob Foldy (vía FishStripes).

Qué duda cabe de que Giancarlo Cruz-Michael Stanton está teniendo un año extraordinario, como si quisiera forzar ya mismo a Jeffrey Loria a ofrecerle un contrato del tamaño del Everest. Ayer se despachó dos vuelacercas monumentales ante Shelby Miller (L, 8-9) para guiar a los Marlins a un triunfo por 6-5 ante los St. Louis Cardinals. El primero fue una auténtica joya y el segundo… todavía no aterriza. Dicen que va hacia Santiago de Chile a velocidad supersónica; ojalá no se haya olvidado de su pasaporte.

Stanton tiene, en esta temporada, siete cuadrangulares medidos en más de 450 pies de distancia. Ningún otro club en la MLB tiene más de dos que cumplan dicho requisito.

Tom Koehler sudó un poco, pero pudo sumar su octavo triunfo del 2014 tras ceder tres carreras en cinco entradas. Steve Cishek también hizo un poco de historia tras salvar su 30º juego y unirse a “Leo Núñez” como los únicos cerradores en la historia de los peces en registrar múltiples campañas con 30 o más rescates.

El Mejor Regalo de Cumpleaños

Estándar

Muchas gracias de corazón por darme un momento tan hermoso en un día tan especial. Foto: Instagram de los Marlins.

Los Marlins se sacudieron la rabia acumulada en los dos primeros partidos contra los Reds y se llevaron el tercer lance con una victoria por 2-1 en 10 entradas, rompiendo una racha de tres caídas consecutivas.

Nathan Eovaldi tuvo su mejor salida en al menos un mes, permitiendo sólo una carrera y dos imparables en siete mangas sobre el montículo. Su recta tocó las 100 millas por hora, manteniéndose sobre 96 durante largo rato. Caminó a dos bateadores y ponchó a seis. Lamentablemente se quedó sin recompensa luego de que el relevista Bryan Morris permitiera a Billy Hamilton empatar el partido con un sencillo a la izquierda en la octava, borrando el apoyo conseguido con un hit similar de Jordany Valdespín en la tercera.

Steve Cishek trabajó 1 1/3 episodios, abandonando tras permitirle un triple al pinch-hitter Chris Heisey en la parte alta de la décima. Entró Mike Dunn (W, 9-6) y realizó un acto de escape digno de Houdini, eliminando a Hamilton y Jay Bruce con sendos strikeouts para darnos una nueva oportunidad.

Jeff Mathis puso los dados en movimiento con un doblete ante Sam LeCure (L, 1-3) y avanzó a tercera luego del toque de sacrificio de Reed Johnson. Vino Christian Yelich y, con cuenta de 3-1, terminó todo con un preciso line-drive hacia la derecha. Fue, sin dudas, el mejor de los regalos que recibí en mi cumpleaños número 26.

La nave miamense mejoró su récord histórico a 9-10 en esta importante fecha. Mañana saldrá al terreno para intentar dividir la serie y cerrar la semana con cuatro victorias en siete compromisos.

We Got Robbed

Estándar

Couldn’t agree more with you, Mike Redmond. I tip my cap to you.

Here’s the video of the play, in case you want to see for yourself what the hell happened.

Are you happy, Buster Posey?

Are you happy, Joe Torre?

Are you happy, MLB management?

We’re most certainly not, because the game we know and love is being killed right in front of our eyes. And it’s all your goddamn fault!!