Completamos la Vuelta

Estándar

La vida suele darte esta clase de bofetadas, mi querido Henderson. Foto: Mitchell Layton (vía FishStripes).

El año pasado, tuvimos un final de ensueño cuando Henderson “Nishimoto” Álvarez lanzó un no-hitter contra los Detroit Tigers en el último día de la temporada. Y como si el argumento hubiera sido escrito por la mayor de las ironías, Miami se vio en el lado equivocado de un no-no un año después.

Sólo Justin Bour -boleto- y Garrett Jones -tercer strike dejado caer- pudieron ponerse en base ante un excepcional Jordan Zimmermann (W, 14-5), quien ponchó a 10 bateadores en camino a hacer historia. Es el primer no-hitter lanzador por un capitalino en la breve historia de la franquicia.

Un error, más conocido como el cuadrangular solitario que concedió a Ian Desmond en la segunda manga, condenó a “Nishimoto” (L, 12-7) a bailar con la fea. A pesar de permitir 11 incontestables, el venezolano registró tres strikeouts y no dio pases libres.

Raya para la suma, Miami termina la temporada en el cuarto puesto de la División Este y con récord de 77-85. Es nuestra quinta temporada al hilo con marca bajo .500, pero la primera desde 2011 en la que evitamos el sótano. Ganamos 15 partidos más que el 2013 y estuvimos compitiendo hasta los últimos suspiros del calendario. Y todo esto sin contar con José “Sawamura” Fernández desde mayo o Giancarlo Cruz-Michael Stanton desde el 11 de septiembre pasado.

Sacado de la KBO

Estándar

Guardamos lo mejor para el final, al parecer. Foto: Instagram de los Marlins.

Un partido que pareció sacado de la KBO de este año, dado el horrible nivel que mostró el pitcheo, fue el que disputaron los Marlins y Nationals en la segunda mitad del doubleheader de ayer.

Andrew Heaney, en su última salida del año, estuvo bien por debajo de lo que se esperaba. Sólo duró cuatro mangas, en las que cedió el mismo número de carreras y seis hits, con un boleto contra tres strikeouts. Brad Penny lo relevó y no lo hizo mucho mejor, dándole a los capitalinos dos rayitas y tres incontestables en 1 2/3 capítulos. Por su litro, A.J. Ramos lanzó una octava perfecta para llevarse su séptima victoria del año.

La nave miamense se encargó rápidamente del novato Taylor Hill (L, 0-1), quien fue zarandeado al tono de 10 hits y 7 carreras en 4 2/3 episodios. Destacaron un triplazo de tres carreras de J.T. Realmuto en la quinta y un sencillo impulsor de Casey “Tits” McGehee para abrir los fuegos nada más iniciar el partido.

Kike Hernández cerró todo con el primer Grand Slam de su carrera en la novena ante el relevista Craig Stammen, quien no pudo sacar un sólo out.

Miami llegó así a 77 victorias este año, quedando en un triple empate con los Braves y Mets por el segundo lugar de la división. Mi predicción original para los peces era de máximo 76 victorias y un tercer puesto. Esto habla volúmenes de lo mucho que ha madurado el plantel.

Traigan Victorias, que Ponches Sobran

Estándar

Hola, soy Adeiny Hechavarría y no me importa cuántas marcas impongan mis rivales. Foto: Kathy Wilkens/AP (vía Yahoo! Sports).

Hay ciertas cosas que el dinero no puede comprar. Para todo lo demás, existe MasterCard (TM). Mientras consigamos ganar, poco importa estar en el lado negativo de un récord.

Primera Victoria Post-Stanton

Estándar

Tanta pose y, al final, te quedaste pateando la perra. Foto: Instagram de los Phillies.

Parecía que íbamos derecho a una barrida y nuestra quinta derrota consecutiva. Pero Jonathan Papelbon hizo su mejor impresión de Heath Bell y le permitió a los Marlins anotar cuatro carreras en la novena, borrando un déficit de 4-1. A continuación, la secuencia.

  • Jarrod Saltalamacchia abre la entrada con un doblete a la derecha en el primer lanzamiento.
  • Enrique Hernández -quien también conectó su primer vuelacercas con Miami- saca una base por bolas.
  • Adeiny Hechavarría conecta sencillo al jardín central. Bases llenas y comienzan a caer las pifias del respetable.
  • Jordany Valdespín, desde la banca, consigue un groundout a primera. Anota J.T. Realmuto y el marcador queda 4-2.
  • Christian Yelich pone en la pizarra un infield hit, trayendo a Kike a la registradora. 4-3.
  • Justin Bour, el segundo pinch-hitter del inning, deposita suavemente una bola en el jardín central. Adeiny pasa sin problemas. 4-4 y el público comienza a tirar improperios.
  • Papelbon tira un wild pitch, dejándole vía libre a Yelich para sentenciar el 5-4 final.

Como si todo eso fuera poco, el cerrador de los Phillies fue expulsado instantes después por hacerle un “Pato Yáñez” a los hinchas locales. Admito que me reí de lo lindo; ya era hora de que le pasara a alguien más.

Esta fue, además, la primera victoria después de que Giancarlo Cruz-Michael Stanton quedara fuera de acción por el pelotazo que recibió el jueves pasado.

Greek Tragedy in Milwaukee

Estándar

The end of our season? Most probably. Photo: Morry Gash/AP (via Yahoo! Sports).

Giancarlo Stanton hit in the face by a Mike Fiers pitch and taken out of the field in a stretcher; likely done for the season.

A bench-clearing brawl. Mike Redmond and Casey McGehee are ejected, only cementing their places in our perpetual memories. Anthony DeSclafani is also tossed after hitting Carlos Gómez a while later.

The umpires, for the umpteenth time in recent memory, end up ruining everything.

My tweep Marques McCoy summarized our current state in less than 140 characters.

You know, I’d like to see the proverbial Deus ex Machina rule in our favor for a change instead of throwing us to the wolves every single time.

La Ley del Ex Nunca Falla

Estándar

Los artífices de nuestra última victoria. Foto: Mike McGinnis/Getty (vía Yahoo! Sports).

A estas alturas, los cuadrangulares de Casey McGehee son tan raros que cada uno pareciera valer diez veces más. Y fue el cañonazo el arma usada por “Tits” para dejar en el piso a su antiguo equipo, los Brewers, conectando uno de dos carreras ante el cerrador Francisco Rodríguez (L, 4-5). Marcell Ozuna se llevaría la cerca pocos segundos después para cerrar el 6-3 definitivo; el dominicano cuajó una presentación con tres imparables y dos rayitas impulsadas.

Bryan Morris (W, 8-1) sacó su Houdini interno y nos libró de un atolladero mayúsculo en la octava tras llenar las bases sin outs. Dos bolas rasas a McGehee y una alta que murió en el guante de Giancarlo Stanton apagaron las llamas que amenazaban con hundir todo el progreso de la nave miamense hasta ese momento.

Los peces no pudieron hacerle mayor daño a un errático Matt Garza, quien abandonó tras ceder dos carreras y seis hits en cuatro entradas. Tom Koehler (5 IP, 6 H, 2 ER, 3 BB, 3 SO) tampoco figuró en la decisión, mientras que Steve Cishek sumó su 34° rescate del año.

Esta victoria suma puntos mayores para Miami, ya que Milwaukee -13 derrotas en sus últimos 14 compromisos- es un rival directo por el segundo comodín de la Liga Nacional.

Cheap Beer Immunity

Estándar

This is only the beginning… Photo: Mike McGinnis (via FishStripes).

  • Giancarlo Cruz-Michael Stanton smashes his 37th dinger of the season, tying Dan Uggla for the all-time Marlins record: 300 points.
  • Marcell Ozuna and Garrett Jones slam back-to-back roundtrippers in the 2nd inning: 200 points.
  • The Feesh thrash Yovani Gallardo (L, 8-9) while Brad Penny (W, 2-1) allows just two runs in six innings despite tightroping through most of his outing: Priceless.

There are some things money can’t buy. For everything else, there’s MasterCard (TM). And games like these show you why the Marlins have their tastebuds reserved for nothing but the finest spirits -Veuve Clicquot at the very least-.