Arranca el Segundo Tiempo

Estándar

Ya que hemos dejado atrás el aburrimiento mayúsculo del Juego de las Estrellas, los Marlins (44-50 tras la primera mitad) tienen que sacudirse la modorra y conectar varias victorias en fila si quieren seguir compitiendo en el Este de la Nacional.

Para ello, podrían inspirarse en estos Tachikomas y su perfecta coordinación a la hora de hacer… bueno, lo que sea que estén haciendo.

Habemus Segundo Seleccionado

Estándar

Imagen de archivo: Marc Serota/Getty (vía Zimbio).

No hay mal que por bien no venga, según dice el viejo y conocido refrán. Y Henderson “Nishimoto” Álvarez pudo sacarle el máximo beneficio: fue convocado al Juego de las Estrellas de este año luego de que Jordan Zimmermann se lesionara.

Es la primera vez que el venezolano asistirá al Clásico de Verano. Además, tendremos dos representantes por primera vez desde 2010, cuando Hanley Ramírez y Josh Johnson hicieron acto de presencia.

Esto es bueno por partida doble. Como ya dijimos, sus números eran más que merecedores de consideración para estar entre los elegidos. Además, lo hizo a costa de un jugador de los Nationals, uno de los cuatro equipos a los que odio con inquina.

La Revancha de Giancarlo

Estándar

Espero que termines echando el estadio abajo, muchacho. Foto: Rob Foldy/Getty (vía Zimbio).

Cuidado, Minnesota: Giancarlo Stanton te tiene en la mira.

Nuestro cañonero aceptó representar a la Liga Nacional en el Derby de Cuadrangulares a disputarse en el Target Field, según lo confirmara recientemente Troy Tulowitzki, el capitán del viejo circuito.

Esta es toda una revancha para el poderoso diestro, quien tuvo que abstenerse de participar en 2012 tras someterse a una cirugía de rodilla, por lo que no tuvimos representante en ese Clásico de Verano.

Notas al Margen

Estándar

La leyenda de McGehee crece a cada minuto. Foto: Alan Díaz/AP (vía Yahoo! Sports).

Ya estamos a mitad de junio. Al día 16, para ser más exactos. Como hemos dejado atrás oficialmente la primera mitad del año, vamos a postear unas cosas que tenía en el tintero.

  • Tits McGehee: Mucho se habló de Jarrod Saltalamacchia, Garrett Jones o del mismo Rafael Furcal, pero nuestra mejor adquisición para este año fue la de menor fanfarria: Casey McGehee. Ayer nos salvó de la barrida ante Pittsburgh impulsando las tres carreras que los Marlins anotaron. Desde que regresó de Japón tras ganarlo todo, ha sido una máquina productora 24/7: lleva 43 RBI esta temporada, más que cualquier otro tercera base de la Liga Nacional. Y sus 30 hits con corredores en posición de anotar son la mayor cantidad en toda la MLB. Como si fuera poco, su línea de bateo es sólida: .309/.363/.389.
  • Al Hospital: Christian Yelich sólo alcanzó a jugar dos entradas de la última serie y debió abandonar por problemas en la espalda. No ha tenido mejoría, así que lo más probable es que caiga en la lista de lesionados de 15 días. Jake Marisnick, quien anda prendidísimo con New Orléans, sería su reemplazante y llegaría a Miami hoy mismo.
  • Fricción: Sam Dyson también fue convocado desde Triple-A para reemplazar a Nathan Eovaldi, quien fue colocado en la lista de paternidad debido a que su esposa está a punto de dar a luz. Dyson pasó un tiempo sin lanzar tras recibir una trompada de Chris Hatcher hace algunas semanas y terminar con la mandíbula rota; este último sólo recibió cinco partidos de suspensión por el numerito. Ahora, ambos se volverán a ver las caras en el club grande. ¿Llegará la sangre al río?

Damas y Caballeros, Tyler Kolek

Estándar

Número 34 en sus programas. Número 2 en sus cartillas de selección. Foto: Instagram de los Marlins.

Los Marlins echaron por el drenaje todas las predicciones de los mock drafts elaborados por pseudo-expertos y se llevaron a Tyler Kolek con su primera selección en el proceso de 2014.

Nativo de Texas y criado en un rancho, Kolek fue toda una sensación como ace de la Preparatoria Shepherd High. En 60 1/3 entradas, el diestro de 18 años y 196 centímetros de altura compiló 126 strikeouts contra sólo 8 boletos y un ERA de 0.35 durante su última campaña, en la que fue elegido como All-American. Es decir, se hizo un sitio en el equipo ideal a nivel nacional.

Su recta alcanza 102 millas por hora y la combina con una curva en barrida con efecto considerable. Guardando las proporciones, puede considerársele una versión moderna y con mano cambiada de Masaichi Kaneda. O si se prefiere un ejemplo más contemporáneo, Suguru Egawa también es un buen punto de comparación. Y ya que hablamos de históricos, su máximo ídolo es otro ícono de la Estrella Solitaria: Nolan Ryan.

Este movimiento sorprendió a todo el mundo: la mayoría de los supuestos entendidos nos veían seleccionando al universitario Carlos Rondón -otro abridor diestro- o al jardinero Alex Jackson.

No es primera vez que elegimos a un texano recién salido de la preparatoria como primera opción. La última vez fue en 1999. ¿Y cómo se llamaba el fulano? Josh Beckett. El resto ya lo conocen.