Y Van Tres…

Estándar

¿Dramático? Sí. ¿Exagerado? Totalmente. ¿Efectivo? Por supuesto. Foto: David Tulis/AP (vía Yahoo! Sports)

A pesar de que muchos lo queremos fuera del club desde hace tiempo, Jacob Turner (W, 3-6) sigue agarrándose como una rémora a los Marlins. En su retorno a la rotación tras ocho apariciones como relevista -en las que acumuló un ERA de 5.74-, tuvo un cometido decente ante los Atlanta Braves. En cinco entradas de trabajo, permitió sólo dos carreras y cuatro hits.

La ofensiva de los peces golpeó a Mike Minor (L, 3-6) como si fuera una piñata en fiesta de cumpleaños, sacándole 10 imparables y 6 rayitas en apenas tres mangas. Cinco jugadores diferentes impulsaron al menos una carrera. A destacar la labor del colombiano Donovan Solano, quien conectó cuatro hits por primera vez en su carrera. Los peces corrieron con la ventaja hasta la octava, donde el relevo estuvo a meros centímetros de arruinarlo todo por enésima vez.

En la novena y con un corredor a bordo, Jeff Mathis y Adeiny Hechavarría se combinaron para sacar un out del tamaño de los Everglades. Un lanzamiento perfecto que borró de las bases al pinch-runner Jordan Schaefer y dejó a los peces en excelente posición para cerrar el marcador definitivo de 6-5, nuestro tercer triunfo al hilo.

La Segunda Vale

Estándar

Miami le ha ganado 5 de 10 partidos a los Braves esta temporada. Foto: Kevin Liles/USA Today (vía FishStripes).

En lo que fue el enésimo compromiso a muerte súbita que hemos disputado el 2014 -a estas alturas ya perdí la cuenta exacta-, Garrett Jones sacó el conejo del sombrero de la forma menos pensada: conectándole el hit ganador al novato Shea Simmons (L, 1-2). Ese sencillo de dos carreras con las bases llenas en la parte alta de la décima entrada sentenciaría el 3-1 definitivo sobre Atlanta. Un episodio antes, Miami había cargado las almohadillas contra el cerrador Craig Kimbrel, pero no pudo sacar nada en limpio.

Tom Koehler se fue sin decisión luego de lanzar 6 2/3 mangas, permitiendo una carrera y ponchando a siete bateadores. Luchó bien contra un inspiradísimo Julio Teherán, quien ponchó a 11 peces y no permitió hombres en base hasta que Jarrod Saltalamacchia le conectó un vuelacercas en la quinta.

Steve Cishek salvó su 22º juego de la temporada. Bryan Morris mejoró su récord a 7-0 gracias a una novena sin incidentes.

Esta es la primera vez desde el 6 de julio que los peces consiguen ganar dos partidos consecutivos.

Enderezados

Estándar

Esto se ha visto con mucha más frecuencia que el año pasado. Foto: Lynne/Sladky/AP (vía Yahoo! Sports).

Estamos de vuelta en la barrera psicológica de .500. Barrimos a los Braves en casa por primera vez desde el 2006. Tenemos 75% de rendimiento en casa (12-4). Somos segundos en la Liga Nacional con 126 carreras anotadas.

¿Se puede pedir algo más para comenzar el mes de mayo?

Terminó Abril

Estándar

Nathan Eovaldi cercenó a la ofensiva de Atlanta y los bates se encargaron del resto, anotando nueve rayitas. Foto: Marc Serota/Getty (vía FishStripes).

  • Todos nuestros jugadores de posición conectando al menos un hit: 200 puntos.
  • Christian Yelich se lleva la cerca por primera vez en el año: 100 puntos.
  • Colgarle 18 carreras a los Braves en los dos primeros partidos de la serie: no tiene precio.

Hay ciertas cosas que el dinero no puede comprar. Para todo lo demás, existe MasterCard (R). Los Marlins sumaron su décimo triunfo en el Acuario y terminaron el mes de abril con marca de 13-14. Si jugáramos así de bien como visitantes, no nos para ni Darth Vader…

Único, Grande y Nuestro

Estándar

Lanzando en piloto automático. Foto: AP (vía Yahoo! Sports).

Tras otro nefasto viaje fuera de casa, en el que perdimos cuatro de seis partidos, los Marlins regresaron al acuario para abrir un set de tres ante los Atlanta Braves.

José “Sawamura” Fernández, como siempre, hizo de las suyas, sacando toda la ventaja posible ante un oponente que descansó a cuatro titulares. Sólo permitió dos imparables y el mismo número de boletos sobre ocho mangas en blanco. Ponchó a ocho y sólo necesitó lanzamientos para completar el trabajito.

A tanto llegó el dominio del cubano que cuando Mike Redmond envió a Derek Dietrich a batear por él, el estadio entero pifió el cambio. Algo comprensible: nuestro ace tenía combustible de sobra para lanzar el juego completo.

Cabe destacar que también recibió apoyo ofensivo de sobra: los peces se cuadraron con nueve carreras y 13 imparables. Giancarlo Cruz-Michael Stanton conectó su octavo vuelacercas del año y llegó a 31 carreras impulsadas en Abril, rompiendo el récord histórico de 30 que impusiera Moisés Alou en 1997. No nos olvidemos tampoco del versátil Ed Lucas, quien consiguió tres hits en cuatro intentos tras regresar de la lista de lesionados.

Aplausos Para el Ídolo Máximo

Estándar

Que pase el siguiente… Foto: Kevin C. Cox (vía FishStripes).

8 entradas. 3 hits concedidos. 0 boletos. 14 ponches. Esta fue la línea que José Fernández construyó para darnos nuestra primera victoria como visitantes.

“Sawamura” (W, 3-1) hizo lo que mejor sabe y dominó como quiso a una de las ofensivas más potentes de la Liga Nacional. Tuvo sólo una carrera de apoyo -sencillo impulsor de Casey McGehee en la cuarta manga-, pero fue más que suficiente para silenciar al Turner Field. Steve Cishek lanzó una novena perfecta para conseguir su 33º salvamento consecutivo.

Alex Wood (L, 2-3) también tuvo una noche de inspiración (8 IP, 4 H, 1 ER, 11 SO), pero se vio totalmente opacado por la labor de nuestro ace.

Traición #1: Comienza la Cuenta Regresiva

Estándar

No te sirvieron los calcetines largos, gigantón… Foto: Mike Ehrmann/Getty (vía ESPN).

Bryan Flynn tuvo una terrible actuación en su primera salida como local, siendo el segundo lanzador miamense que camina a seis o más bateadores sin intención. La falta de control lo condenó a sufrir su primera derrota de por vida; abandonó tras cuatro entradas, en las que cedió seis carreras.

La única ofensiva miamense corrió por cuenta de un sencillo impulsor de Donovan Solano en la tercera manga.

La cuenta regresiva hacia nuestra segunda campaña de 100 derrotas ya ha comenzado. Sólo nos faltan nueve…