Traición #1: Comienza la Cuenta Regresiva

Estándar

No te sirvieron los calcetines largos, gigantón… Foto: Mike Ehrmann/Getty (vía ESPN).

Bryan Flynn tuvo una terrible actuación en su primera salida como local, siendo el segundo lanzador miamense que camina a seis o más bateadores sin intención. La falta de control lo condenó a sufrir su primera derrota de por vida; abandonó tras cuatro entradas, en las que cedió seis carreras.

La única ofensiva miamense corrió por cuenta de un sencillo impulsor de Donovan Solano en la tercera manga.

La cuenta regresiva hacia nuestra segunda campaña de 100 derrotas ya ha comenzado. Sólo nos faltan nueve…

Violence #18: Sayonara, Sawamura

Estándar

Perfection incarnate. Photo: Lynne Sladky/AP (via ESPN).

It’s official.

José “Sawamura” Fernández will not pitch another game for the Miami Marlins this season. Mixed feelings invade me right now, as the most dominant pitcher we’ve had in a long time -and the only one who gave us chances of winning games without sweating- will be reduced to a cheerleading role. However, I’m happy because he gave his farewell to the season with style.

Continuar leyendo

Violencia #16: Sentencia Temprana

Estándar

Esto terminaría en punto para Atlanta. Foto: Lynne Sladky/AP (vía Yahoo! Sports).

Por tercera salida consecutiva, un abridor de los Marlins fue incapaz de completar cinco entradas en la lomita. Esta vez le tocó a Henderson “Nishimoto” Álvarez bailar con la fea: abandonó tras haber cedido cinco carreras y el mismo número de imparables en apenas cuatro mangas.

La única ofensiva de Miami llegó con un doblete de dos carreras cortesía de Ed Lucas en el séptimo capítulo.

Miami cae a 5-11 en este octavo círculo; evidencia de que el tramo final de este tortuoso y desesperante viaje no ha hecho más que comenzar.

Violencia #9: Noda y Mathis Silencian a Atlanta

Estándar

Jeff Mathis fue el otro gran protagonista del juego del domingo ante Atlanta. Foto: John Amis/AP (vía Yahoo! Sports).

Nathan “Noda” Eovaldi había recibido sólo 2.82 carreras de apoyo por partido hasta ahora. Pero el diestro lanzallamas sacó lo mejor de su repertorio para darle a los Marlins su victoria número 50, cediendo siete imparables y ninguna carrera en ocho entradas, con dos boletos y seis ponches.

La ofensiva, tan ausente durante sus salidas, se volcó con todo contra el zurdo Alex Wood (L, 3-3). Ya en la primera un sencillo impulsor de Plácido Polanco ponía a los peces al frente. Jeff Mathis se llevaría la cerca en la segunda para dejar las cosas 2-0. Pero en la tercera se vendría un auténtico racimo de batazos. Donovan Solano trajo a dos a la registradora con otro sencillo. Ed Lucas repitió la dosis un minuto después. Luego de un boleto a Jake Marisnick, Mathis conectó otro cañonazo impresionante que se quedó a menos de 50 centímetros de convertirse en Grand Slam. Ese doblete dejaba las cosas 7-0 y ponía fin a la salida de Wood, quien cedió ocho imparables en apenas 2 1/3 episodios.

De ahí no pasó mucho más. Miami evitó la barrida y mejoró su registro a 2-7 en este octavo círculo.

Violence #8: Inertia

Estándar

There’s no net to stop the fall now…

Another day, another loss in the books for Miami. Jacob Turner committed three errors, tying a franchise record only repeated by Gary Sheffield way back in 1993. We forced extras but choked at the last minute for the 1,457,985th time this season.

At this point, the Marlins are playing due to inertia. They have to take the field every day despite knowing they have a 101% chance of losing. Just as I am forced to write as many recaps as I can about a season with no light at the end of the tunnel.

Maybe I should take a long blogging break in 2014. And beyond. Or not. Who knows? And frankly, who cares?

Violencia #7: Segunda Selección, Allá Vamos

Estándar

Ni siquiera este triplazo de Sawamura nos salvó de caer por… Ya perdí la cuenta de las derrotas. Foto: John Amis/AP (vía ESPN).

Considerando que las derrotas se siguen acumulando y que hasta nuestra propia dignidad nos ha abandonado, ¿por qué no apuntar al menos a cien derrotas? Total, no sería más que un pelo de la cola en comparación a lo que hemos debido soportar.