Ensayo Nuclear en el Coors Field

Estándar

¡Kaboom! Foto: Jack Dempsey/AP (vía Yahoo! Sports).

Sacando máximo partido a las particulares condiciones del estadio de los Colorado Rockies, Miami ejecutó un show ofensivo de primera línea y se llevó el primer juego de la serie por un contundente 13-5.

Los bates de la nave se dieron un festín de padre y señor mío ante el errático pitcheo de los locales, totalizando 16 hits y nueve boletos. Marcell Ozuna, Giancarlo Stanton y Jeff Baker registraron tres imparables cada uno; el dominicano puso el broche de oro con un Grand Slam en la parte alta de la novena. Casey McGehee y Christian Yelich también aportaron con un par de incontestables. Incluso Henderson “Nishimoto” Álvarez hizo su aporte, con un batazo de sacrificio en el segundo episodio.

El venezolano estuvo, eso sí, algo errático en la lomita. Cedió cuatro carreras -todas gracias a un par de vuelacercas- y diez hits en seis capítulos, ponchando a cinco y sin dar boletos. De cualquier modo, todo ese apoyo con los bates le sirvió para convertirse en el segundo pitcher miamense en llegar a 10 triunfos este año. Su contraparte, Franklin Morales, cargó con la derrota tras ceder seis rayitas y ocho hits en cuatro mangas.

Ni-Rei

Estándar

Nuestro lanzallamas residente batalló un poco, pero al final bailó con la bonita. Foto: Lynne Sladky/AP (vía Yahoo! Sports).

Más allá de la decepcionante asistencia al segundo partido del año -15.906 pericos-, los Marlins no tuvieron grandes problemas para llevarse el gato al agua y mejorar su registro a 2-0.

Nathan Eovaldi lanzó seis entradas, permitiendo seis imparables y dos carreras, suministrando un boleto y seis strikeouts. Se llevó su primera victoria del año gracias a que los Marlins rompieron en el empate luego de que hubiera abandonado la lomita. Giancarlo Stanton aprovechó un error de D.J. LeMahieu para llegar a salvo a primera y permitir anotar al pinch-hitter Reed Johnson. Casey McGehee añadió el seguro con un sencillo impulsor luego de que Stanton se robara la tercera.

El único daño permitido por Eovaldi vino en la cuarta manga, gracias a un doblete de Troy Tulowitzki y un batazo de sacrificio de Wilín Rosario. Las cosas se complicaron en la octava luego de que Mike Dunn permitiera dos hits seguidos y la diferencia se redujera a sólo una carrera. Steve Cishek, sin embargo, apagó el fuego en la novena y sumó su primer rescate del año.

Brett Anderson (L, 0-1) permitió cuatro rayitas y cinco incontestables en seis episodios. De sus 82 lanzamientos, 54 fueron strikes.

¡Aplausos!

Estándar

Todo salió a pedir de boca en nuestro primer partido del 2014. Foto: Lynne Sladky/AP (vía Yahoo! Sports).

La mayor entrada en la historia del Marlins Park, correspondiente a 37.116 espectadores, presenció un espectáculo del primer nivel durante nuestra Noche Inaugural. Dan Marino, el legendario quarterback de los Dolphins con el número 13 en su espalda, hizo el primer lanzamiento ceremonial. Continuar leyendo

Gracias, ESPN

Estándar

Sé que éste no es el canal, pero no pude evitar colocar el logo de ESPN8.

Al parecer, una de las más grandes cadenas deportivas de Estados Unidos se acordó de que existimos. Y lo hizo con harto amorsh: según su calendario para el mes de abril, el primer partido de la temporada 2014 que transmitirán -a través de su segunda señal- será nuestra noche inaugural, en la que recibiremos a los Rockies de Colorado el 31 de marzo.

Para un club como el nuestro, que sólo hace noticia por cosas negativas y otras no menos cuestionables, esto es una bocanada de aire fresco.

Violencia #3: La Maldición del Uno

Estándar

Mejor que no te hayamos visto la cara, viejo. Foto: J. Pat Carter/AP (vía Yahoo! Sports).

La inmensa mayoría de nuestras derrotas este año se han caracterizado por la “Maldición del Uno”. Una mala entrada, un error o una desconcentración tonta son suficientes para sentenciar el partido a favor del rival de turno. En esta ocasión, nos tocó lo primero.

Jacob Turner (L, 3-5) tenía la cabeza en cualquier parte, menos en el campo de juego. Cedió tres carreras limpias y seis imparables sobre 5 2/3 mangas; todo el daño llegó en la segunda entrada y nos puso en un hoyo del que nunca pudimos salir. Insuficiente fue el buen día de Justin Ruggiano, que sacó dos hits y dos boletos -incluyendo un cuadrangular- e impulsó otro par de carreras. Como para que vean lo mal que anda este club, señoras y señores.

Hoy no hay partido -por suerte para mis nervios-, ya que los peces viajarán ahora a la capital para medirse contra los detestables Nationals. Si ganamos uno, será de puro milagro.

Violencia #2: Sawamura, Sawamura, Sawamura

Estándar

Poesía en movimiento. Foto: Jason Arnold/Getty (vía ESPN).

Otra salida de José Fernández, otra extraordinaria presentación, otra avalancha de puntos para su resumé de Novato del Año. Dominó a los Rockies sin despeinarse ni transpirar, cediendo apenas cuatro imparables y ponchando a ocho sobre siete sólidas entradas; su décimo triunfo este año. Y pensar que quieren desactivarlo cuando comience septiembre… Vaya cosa más estúpida. ¡Déjenlo lanzar cuanto quiera, maldita sea!

A.J. Ramos lanzó una octava perfecta y Steve Cishek hizo lo suyo en la novena para conseguir su rescate número 28 de la temporada. Está a dos de duplicar los que logró en 2012, cuando tomara el testimonio a mitad de año.

Miami hizo todo su daño en la cuarta. Ed Lucas abrió la cuenta con un sencillo impulsor ante Jeff Manship (L, 0-4) y cruzó el plato poco después, luego de que Adeiny Hechavarría se cuadrara con un triple a lo más profundo del jardín central. Posteriormente Jake Marisnick cerraría la cortina con un elevado de sacrificio al jardín derecho.