Damas y Caballeros, Jarred Cosart

Estándar

Jarred Cosart no tuvo miedo y le ganó la partida al mejor lanzador de la Liga Nacional. Foto: Lynne Sladky/AP (vía Yahoo! Sports).

Haber tenido que saltarse su última salida no afectó en lo más mínimo a Jarred Cosart. El más reciente miembro de la rotación de los Marlins salió a jugarle de tú a tú a un baluarte como Adam Wainwright y terminó bailando con la niña bonita: sólo permitió tres hits y un boleto en siete entradas para blanquear a St. Louis por 3-0.

Toda la ofensiva de Miami llegó en la cuarta entrada, producto de un sencillo impulsor de Jarrod Saltalamacchia y un soberbio cuadrangular de Donovan Solano contra el poste de foul del jardín izquierdo. Wainwright (L, 14-7) laboró siete mangas, ponchando a cuatro contra un boleto y permitiendo siete imparables.

Con esta victoria, la nave multicolor quedó un juego por debajo de .500 y ahora se prepara para ir por la barrida.

Y Van Tres…

Estándar

¿Dramático? Sí. ¿Exagerado? Totalmente. ¿Efectivo? Por supuesto. Foto: David Tulis/AP (vía Yahoo! Sports)

A pesar de que muchos lo queremos fuera del club desde hace tiempo, Jacob Turner (W, 3-6) sigue agarrándose como una rémora a los Marlins. En su retorno a la rotación tras ocho apariciones como relevista -en las que acumuló un ERA de 5.74-, tuvo un cometido decente ante los Atlanta Braves. En cinco entradas de trabajo, permitió sólo dos carreras y cuatro hits.

La ofensiva de los peces golpeó a Mike Minor (L, 3-6) como si fuera una piñata en fiesta de cumpleaños, sacándole 10 imparables y 6 rayitas en apenas tres mangas. Cinco jugadores diferentes impulsaron al menos una carrera. A destacar la labor del colombiano Donovan Solano, quien conectó cuatro hits por primera vez en su carrera. Los peces corrieron con la ventaja hasta la octava, donde el relevo estuvo a meros centímetros de arruinarlo todo por enésima vez.

En la novena y con un corredor a bordo, Jeff Mathis y Adeiny Hechavarría se combinaron para sacar un out del tamaño de los Everglades. Un lanzamiento perfecto que borró de las bases al pinch-runner Jordan Schaefer y dejó a los peces en excelente posición para cerrar el marcador definitivo de 6-5, nuestro tercer triunfo al hilo.

Extrañábamos Ganar Una Serie

Estándar

Nuestras felicitaciones a quien va a ser padre dentro de muy poco. Foto: Wilfredo Lee/AP (vía Yahoo! Sports).

Por primera vez desde el 9 de junio, Miami fue capaz de ganar dos partidos consecutivos. Ahora lo logró gracias a una blanqueada de 5-0 contra los Phillies para llevarse una importante serie.

Tom Koehler (W, 6-6) no tuvo problemas para maniatar a las piezas de museo, permitiendo sólo tres imparables y un boleto sobre seis excelentes entradas, ponchando a siete. El diestro, que usualmente se mete en toda clase de problemas al llegar al segundo tercio del juego, apagó dos incendios con corredores en tercera y sin outs. Después del partido, fue transferido a la lista de paternidad; su esposa, Ashley, está a punto de tener a su primer hijo.

La ofensiva se esparció un poco, pero otorgó apoyo suficiente para darle un colchón a Koehler. Donovan Solano abrió los fuegos con un sencillo en la cuarta ante Cole Hamels (L, 2-3), aprovechando al máximo una situación de bases llenas. En la quinta, dobletes de Ed Lucas y Casey McGehee dejaban las cosas 3-0 a favor de los peces. McGehee, dicho sea de paso, es el segundo jugador en nuestra historia que consigue 100 hits antes del Juego de Estrellas. Jarrod Saltalamacchia cerró la puerta por fuera con un cañonazo monumental de dos rayitas ante Mario Hollands en la octava.

Traición #13: Apenas a Flote

Estándar

Noda volvió a dar señas de brillantez contra una alineación potente. Foto: Instagram de los Marlins.

Miami retrasó por un día más el llegar a las 100 derrotas gracias a una espectacular salida de Nathan Eovaldi (W, 4-6), quien blanqueó a los Phillies durante 7 2/3 mangas y concedió apenas tres hits. Cuatro jugadores diferentes de los peces construyeron la ofensiva: Justin Ruggiano sacó boleto con las bases llenas en la primera, mientras que Donovan Solano y Ed Lucas consiguieron sendos sencillos impulsores en la octava. Christian Yelich cerraría todo con un batazo de sacrificio en la misma entrada.

El abridor rival, Roy Halladay (L, 4-5), abandonó tras apenas un episodio por fatiga en su brazo derecho.

Traición #3 y #4: De Dulce y Agraz

Estándar

Una ofensiva bipolar marcó esta reunión doble en el Citi Field. Foto: Maddie Meyer/Getty (vía ESPN).

En el primer partido del doubleheader contra los Mets de New York, Henderson “Nishimoto” Álvarez (W, 4-4) lanzó siete entradas en blanco, permitiendo apenas tres hits. Un cuadrangular de Donovan Solano y dos line-drives impulsores de Logan Morrison colocaron las tres carreras de la nave miamense, que dejó a los de Queens en cero.

Las cosas no fueron también en la reunión nocturna. Daisuke Matsuzaka y su veteranía se impusieron a un errático Jacob “Higashio” Turner (L, 3-7), quien cedió tres carreras en cinco entradas -dos de ellas fueron por cuadrangulares en solitario-. La única ofensiva para los peces fue cortesía de un bambinazo de Justin Ruggiano.

Miami ganó su partido número 55 del año, pero la cuenta regresiva hacia las 100 derrotas está en siete. Una jornada que tuvo toques de dulce y agraz.