Siete Años Después

Estándar

El “windup” de Henderson Álvarez antes de su primer lanzamiento de la noche. Foto: Associated Press (vía Yahoo! Sports).

Si los Marlins lograron ganar tres de cuatro partidos en el Turner Field por primera vez desde el 2007 fue gracias a la labor combinada de Jarrod Saltalamacchia y Henderson “Nishimoto” Álvarez.

Nuestro backstop conectó tres de los ocho imparables de Miami, incluyendo el impulsor de la carrera ganadora ante Craig Kimbrel (L, 0-2) en la parte alta de la novena entrada. Salty se vio más relajado, intentando buscar el contacto en vez de concentrar todos sus esfuerzos en un vuelacercas. Incluso se exhibió algo en defensa, abortando un intento de robo de B.J. Upton. Un envión de ánimo doble para el ambidiestro, quien ya lleva 12 errores en el 2014, empatando la marca histórica de la franquicia para receptores.

El venezolano también hizo lo suyo, dándonos otra excepcional salida: seis hits permitidos, un boleto y cuatro strikeouts en ocho mangas sobre la lomita. 64 de sus 101 envíos fueron strikes.

La siguiente parada para la nave multicolor será Houston, un club en situación muy similar a la nuestra. Que pasen George Springer y compañía. No les tenemos miedo.

Habemus Segundo Seleccionado

Estándar

Imagen de archivo: Marc Serota/Getty (vía Zimbio).

No hay mal que por bien no venga, según dice el viejo y conocido refrán. Y Henderson “Nishimoto” Álvarez pudo sacarle el máximo beneficio: fue convocado al Juego de las Estrellas de este año luego de que Jordan Zimmermann se lesionara.

Es la primera vez que el venezolano asistirá al Clásico de Verano. Además, tendremos dos representantes por primera vez desde 2010, cuando Hanley Ramírez y Josh Johnson hicieron acto de presencia.

Esto es bueno por partida doble. Como ya dijimos, sus números eran más que merecedores de consideración para estar entre los elegidos. Además, lo hizo a costa de un jugador de los Nationals, uno de los cuatro equipos a los que odio con inquina.

Habemus Nuevo Ace

Estándar

Ha nacido un nuevo ídolo y un jugadorazo. Foto: Jeff Curry/USA Today Sports (vía FishStripes).

A estas alturas, todos los elogios a Henderson “Nishimoto” Álvarez se quedan cortos. Hoy tuvo otra excelente salida, permitiendo sólo una carrera en siete mangas ante todo un equipazo como son los Cardinals y guiando a los peces a un triunfo por 9-1. También se lució con el madero, aportando tres imparables en cuatro intentos. Ha bajado su ERA a 2.27, el tercer mejor registro en la Liga Nacional. Y como si todo eso fuera poco, los Marlins han ganado sus 10 últimas aperturas, estableciendo un nuevo récord de la franquicia en el proceso.

En lenguaje simple, el venezolano se ha transformado en el nuevo ace del club, llenando de excelente forma el sitio dejado por José “Sawamura” Fernández. Además, su habilidad en ambos lados del marcador -cosa rarísima en un pitcher profesional- lo hace ser la cosa más parecida que tenemos a Shōhei Ohtani: un arma de doble filo que tiene escasos puntos débiles.

Si Henderson Álvarez no es seleccionado para el Juego de Estrellas de este año, cerremos la puerta por fuera, quememos todo y redefinamos de una buena vez el sistema de calificaciones. He dicho.

Damas y Caballeros, Marcell Ozuna

Estándar

La jugada ganadora en cuatro sencillos pasos. Foto: @Marlins.

La jugada ganadora en cuatro sencillos pasos. Foto: @Marlins.

Hay opiniones variadas sobre el valor de Marcell Ozuna. El dominicano ha demostrado a ratos poseer las cinco herramientas, aunque su defensa ha sido especialmente admirada por quienes seguimos a los Marlins.

Sin embargo, lo que hizo hoy es para ponerlo en un marco y mandarlo al Salón de la Fama.

Steve Cishek se metió nuevamente en problemas en la novena, al colocar la carrera del empate en tercera con sólo un out. Chris Young conectó una bola elevada al jardín izquierdo con cuenta llena. Ozuna la atrapó en el mismo momento que Kirk Nieuwenhuis comenzaba a correr hacia el plato. Voló el dardo y, en una maniobra que pareció desafiar todas las leyes de la física, le ganó el pique al “holandés” por poco menos de medio metro. Acto seguido, el estadio se vino abajo en gritos.

Un episodio antes, ya había cazado infraganti a David Wright tratando de colarse en la última base, preservando esa ventaja dorada de 3-2 que le daría la victoria a Henderson “Nishimoto” Álvarez tras lanzar 6 1/3 entradas en blanco, permitiendo siete hits y ponchando a cinco.

Todo gracias a que Marcell Ozuna no tiene una resortera ni un arco compuesto en su brazo derecho. Tiene una bazooka en toda regla.

All Hail the Miami Sun Sox!

Estándar

This one’s for you, buddy. Photo: Andrew A. Nelles/AP (via Yahoo! Sports).

  • Henderson Álvarez runs his scoreless streak to 26 innings but leaves the game with a hip injury after a terrible throw by Garrett Jones in the 6th: 0 points.
  • Jones atones for his error and ties the game with a sacrifice fly in the 8th; the Marlins score another run on a wild pitch moments later: 200 points.
  • The Sun Sox pull a 4-3 win in grand fashion and ruin the Cubbies’ bid for a perfect homestand: priceless.

There are some things money can’t buy. For everything else, there’s MasterCard (TM). And those old-time uniforms are just perfect! Maybe, like my tweep Marques McCoy said, they should be made our permanent kits.

Para Ganar, Hay Que Blanquear

Estándar

Aplauso cerrado, por favor. Foto: Instagram de los Marlins.

Parece que a Henderson “Nishimoto” Álvarez le está gustando esto de dejar en cero a los rivales. Anoche volvió a crear otra obra maestra, necesitando sólo 88 lanzamientos para dejar en el piso a Tampa Bay y darle a los Marlins una victoria por 1-0. Cedió ocho hits y ponchó a cinco bateadores. No dio boletos y enfrentó a sólo tres sobre el mínimo para enviar a los Rays a su octava derrota consecutiva.

La única carrera llegó gracias a un boleto con las bases llenas sacado por Christian Yelich en la quinta manga.

De las 12 salidas que Álvarez lleva en 2014, sus tres victorias han llegado cuando blanquea al oponente. El resto han sido tres derrotas y seis no-decisions. Adicionalmente, ha hilado una no despreciable racha de 21 entradas al hilo sin ceder una rayita.

Tras su genial faena, el venezolano se unió a un selecto grupo de serpentineros miamenses con al menos tres shutouts en una temporada: Kevin Brown (3), A.J. Burnett y Dontrelle Willis (5 cada uno) son los otros.