Hasta Siempre, Ruggi

Estándar

No creo que Brian vaya a usar un número tan alto, pero nunca se sabe… Foto: Stephen Green (vía VineLine).

Otro día, otro movimiento para los Marlins. Ahora enviaron a Justin Ruggiano a los Cubs por otro jardinero, Brian Bogusevic.

Ruggi tuvo una excepcional primera temporada en Miami, bateando .313/.374/.539 en 2012, su primer ciclo como titular luego de años de banca con Tampa Bay. Sin embargo, una terrible regresión mató sus números en 2013, limitándolo a una línea de .222/.298/.396. Eso sí, sus 18 cuadrangulares y 50 carreras impulsadas fueron, en ambos casos, las segundas mejores marcas dentro de una pobre ofensiva general.

Bogusevic, quien empezara su carrera con los Astros de Houston, sólo jugó 47 partidos en el lado norte de Chicago, viendo acción en todos los sitios del jardín. Marcó un clip de .273/.323/.462 y un OPS+ de 112. El camino predecible sería asignarlo a un rol de cuarto jardinero, el mismo que Ruggiano iba a tener de cara al 2014.

Traición #13: Apenas a Flote

Estándar

Noda volvió a dar señas de brillantez contra una alineación potente. Foto: Instagram de los Marlins.

Miami retrasó por un día más el llegar a las 100 derrotas gracias a una espectacular salida de Nathan Eovaldi (W, 4-6), quien blanqueó a los Phillies durante 7 2/3 mangas y concedió apenas tres hits. Cuatro jugadores diferentes de los peces construyeron la ofensiva: Justin Ruggiano sacó boleto con las bases llenas en la primera, mientras que Donovan Solano y Ed Lucas consiguieron sendos sencillos impulsores en la octava. Christian Yelich cerraría todo con un batazo de sacrificio en la misma entrada.

El abridor rival, Roy Halladay (L, 4-5), abandonó tras apenas un episodio por fatiga en su brazo derecho.

Traición #3 y #4: De Dulce y Agraz

Estándar

Una ofensiva bipolar marcó esta reunión doble en el Citi Field. Foto: Maddie Meyer/Getty (vía ESPN).

En el primer partido del doubleheader contra los Mets de New York, Henderson “Nishimoto” Álvarez (W, 4-4) lanzó siete entradas en blanco, permitiendo apenas tres hits. Un cuadrangular de Donovan Solano y dos line-drives impulsores de Logan Morrison colocaron las tres carreras de la nave miamense, que dejó a los de Queens en cero.

Las cosas no fueron también en la reunión nocturna. Daisuke Matsuzaka y su veteranía se impusieron a un errático Jacob “Higashio” Turner (L, 3-7), quien cedió tres carreras en cinco entradas -dos de ellas fueron por cuadrangulares en solitario-. La única ofensiva para los peces fue cortesía de un bambinazo de Justin Ruggiano.

Miami ganó su partido número 55 del año, pero la cuenta regresiva hacia las 100 derrotas está en siete. Una jornada que tuvo toques de dulce y agraz.

Violencia #15: Ni Balks, Ni Sangre, Ni Arena

Estándar

Esa cara te hace bien poco favor, amigo. Foto: Wilfredo Lee/AP (vía Yahoo! Sports).

A pesar de llevar una ventaja de 3-1 y dos balks de Stephen Strasburg, los Marlins no pudieron dar la última puntada y terminaron inclinándose en el último juego de la serie ante los Nationals por un marcador de 6-4; la décima derrota en este círculo.

A cada juego que pasa, Jacob Turner demuestra que su calidad no se acerca ni por si acaso a la de un prospecto de primera línea. Y ayer no fue la excepción: se llevó su sexta caída del año tras ceder cinco carreras, nueve hits y dos cuadrangulares en apenas cuatro innings. Su temporada se parece cada vez más a un avión que cae en picada y cuyo timón se ha roto.

En ofensiva, el único punto brillante fue Justin Ruggiano, que se cuadró con tres hits; la mitad de los conseguidos por la alineación ante cuatro lanzadores capitalinos.

Violencia #3: La Maldición del Uno

Estándar

Mejor que no te hayamos visto la cara, viejo. Foto: J. Pat Carter/AP (vía Yahoo! Sports).

La inmensa mayoría de nuestras derrotas este año se han caracterizado por la “Maldición del Uno”. Una mala entrada, un error o una desconcentración tonta son suficientes para sentenciar el partido a favor del rival de turno. En esta ocasión, nos tocó lo primero.

Jacob Turner (L, 3-5) tenía la cabeza en cualquier parte, menos en el campo de juego. Cedió tres carreras limpias y seis imparables sobre 5 2/3 mangas; todo el daño llegó en la segunda entrada y nos puso en un hoyo del que nunca pudimos salir. Insuficiente fue el buen día de Justin Ruggiano, que sacó dos hits y dos boletos -incluyendo un cuadrangular- e impulsó otro par de carreras. Como para que vean lo mal que anda este club, señoras y señores.

Hoy no hay partido -por suerte para mis nervios-, ya que los peces viajarán ahora a la capital para medirse contra los detestables Nationals. Si ganamos uno, será de puro milagro.

Fraude #12: Extremismo Sin Destilar

Estándar

Créeme que arreglarte el cabello no oculta el hecho de que apestaste anoche, amigo mío. Foto: Wilfredo Lee/AP (vía Yahoo! Sports).

Admito que no vi la mayoría de este partido por estar atrapado en una siesta de antología. Pero haré un esfuerzo para destacar los principales puntos en el formato de ese comercial tan querido.

  • Arquímedes Caminero hizo su debut en las Ligas Mayores luego de años de espera: 100 puntos.
  • Justin Ruggiano se sacó todos los fantasmas de encima, sumando dos cuadrangulares, un doblete e impulsando cuatro carreras: 500 puntos.
  • Nathan Eovaldi hizo la peor salida de su carrera y le entregó el partido en bandeja a los Giants de San Francisco: No tiene precio.

Hay ciertas cosas que el dinero no puede comprar. Para todo lo demás -extremismos sin destilar incluidos- existe la FailCard