El Marlins Park Pasó la Prueba del Clásico Mundial

Estándar

El Marlins Park fue un escenario de primerísimo nivel para las festividades del III Clásico Mundial de Béisbol.

Los Marlins encontraron un modo de sacarle harto beneficio a la segunda ronda del Clásico Mundial de Béisbol, puesto que 154.624 personas asistieron a los seis encuentros del Grupo B, compuesto por República Dominicana, Puerto Rico, Estados Unidos e Italia -los dos últimos eliminados del torneo-. Eso nos da un promedio de 25.771 espectadores por compromiso. Siendo franco, tendremos suerte si este año logramos tener un tercio o la mitad de ese público en los partidos de local.

También nuestro acuario recibió excelentes críticas por parte de las altas esferas de la MLB. Según un artículo del South Florida Sun-Sentinel, la atmósfera creada por el Marlins Park para el evento fue tan buena que lo estarían considerando para una futura final. Si hasta a mi buen amigo Berkut le encantó cuando lo vio en las tomas panorámicas…

Pregunta Incómoda

Estándar

Imagen: @Beisbologo (en Twitpic)

Viendo esta foto sacada de Twittersh, y considerando el magno evento que se ha planeado en el Marlins Park para el 14 del presente mes, me asalta una duda de proporción existencial.

¿En qué quedó la condición de que el estadio iba a ser exclusivamente para jugar béisbol?

Si no se cumple, habría dado lo mismo que nos hubiéramos mudado del Pro Player/Dolphin/Landshark/SunLife/Whatever Stadium al coliseo de Little Havana.

Primera Visita al Marlins Park

Estándar

El sello artístico de Jeffrey Loria se deja ver en cada rincón del estadio.

Hoy tuve mi primer encuentro en vivo y en directo con el estadio de los Marlins. Lo que leí tantas veces sobre su aspecto era sobradamente cierto: realmente parece una nave espacial descansando en el antiguo sitio del Orange Bowl. Su fachada, dominada por tonos blancos y azul zafiro, es aún más imponente frente a los tonos ocre, rojo ladrillo y gris que exhibían las construcciones cercanas.

Continuar leyendo