Damas y Caballeros, Marcell Ozuna

Estándar

La jugada ganadora en cuatro sencillos pasos. Foto: @Marlins.

La jugada ganadora en cuatro sencillos pasos. Foto: @Marlins.

Hay opiniones variadas sobre el valor de Marcell Ozuna. El dominicano ha demostrado a ratos poseer las cinco herramientas, aunque su defensa ha sido especialmente admirada por quienes seguimos a los Marlins.

Sin embargo, lo que hizo hoy es para ponerlo en un marco y mandarlo al Salón de la Fama.

Steve Cishek se metió nuevamente en problemas en la novena, al colocar la carrera del empate en tercera con sólo un out. Chris Young conectó una bola elevada al jardín izquierdo con cuenta llena. Ozuna la atrapó en el mismo momento que Kirk Nieuwenhuis comenzaba a correr hacia el plato. Voló el dardo y, en una maniobra que pareció desafiar todas las leyes de la física, le ganó el pique al “holandés” por poco menos de medio metro. Acto seguido, el estadio se vino abajo en gritos.

Un episodio antes, ya había cazado infraganti a David Wright tratando de colarse en la última base, preservando esa ventaja dorada de 3-2 que le daría la victoria a Henderson “Nishimoto” Álvarez tras lanzar 6 1/3 entradas en blanco, permitiendo siete hits y ponchando a cinco.

Todo gracias a que Marcell Ozuna no tiene una resortera ni un arco compuesto en su brazo derecho. Tiene una bazooka en toda regla.

Bienvenida Triste

Estándar

La ofensiva de los peces le debe una gran disculpa a Andrew Heaney. Foto: Instagram de los Marlins.

Todo pintaba para un gran día en Miami. Recibíamos a los Mets en el inicio de una nueva serie y debutaba Andrew Heaney, nuestro prospecto número uno y el mejor entre todos los lanzadores zurdos a nivel de promesas.

Lamentablemente, un error terminó convirtiendo su fiesta de bienvenida en un recuerdo para el papelero. David Wright conectó un bambinazo en la primera entrada ante nuestro zurdo, la única carrera del partido. Más que suficiente apoyo para Zach Wheeler (W, 3-7), quien lanzó el juego completo y sólo permitió tres hits a los peces.

Heaney (L, 0-1) permitió sólo cuatro hits y un boleto sobre seis mangas. Es el sexto pitcher en los últimos 100 años que pierde su debut por la mínima y con un cuadrangular. ¿El último? Brad Hand, otro miembro de los Marlins, sufrió la misma suerte ante Atlanta el 7 de junio de 2011.

Noche de Rachas

Estándar

Este pastelazo en la cara dolió como una patada en la entrepierna. Foto: Instagram de los Mets.

  • Garrett Jones y Jarrod Saltalamacchia se llevan la cerca en la octava para darnos ventaja de 3-2: 100 puntos.
  • La racha de partidos consecutivos con al menos un hit de Christian Yelich llega a su fin: -50 puntos.
  • Steve Cishek permite dos carreras en la novena, llevándose la derrota y rompiendo su racha de 33 salvamentos al hilo: no tiene precio.

Hay ciertas cosas que el dinero no puede comprar. Para todo lo demás, existe la FailCard. ¿Qué tenemos que hacer para ganar? ¿Forzar a los abridores a lanzar juegos completos todos los días? Porque el relevo que tenemos es una porquería de la peor especie.

Traición #5: ¿Quién Demonios es Zach Phillips?

Estándar

Fue un partido estrecho, demasiado estrecho. Y un error nos costó tener que bailar con la fea. Foto: Seth Wenig/AP (vía ESPN).

La respuesta es sencilla: alguien que nunca debió haber salido a lanzar ayer. Con el marcador a cero, llenó las bases sin outs en la parte baja de la duodécima entrada y posteriormente permitió el hit ganador a Travis D’Arnaud, haciendo que los Mets se llevaran la serie por tres juegos a uno. La cuenta regresiva hacia las 100 derrotas cae a 6.

Traición #3 y #4: De Dulce y Agraz

Estándar

Una ofensiva bipolar marcó esta reunión doble en el Citi Field. Foto: Maddie Meyer/Getty (vía ESPN).

En el primer partido del doubleheader contra los Mets de New York, Henderson “Nishimoto” Álvarez (W, 4-4) lanzó siete entradas en blanco, permitiendo apenas tres hits. Un cuadrangular de Donovan Solano y dos line-drives impulsores de Logan Morrison colocaron las tres carreras de la nave miamense, que dejó a los de Queens en cero.

Las cosas no fueron también en la reunión nocturna. Daisuke Matsuzaka y su veteranía se impusieron a un errático Jacob “Higashio” Turner (L, 3-7), quien cedió tres carreras en cinco entradas -dos de ellas fueron por cuadrangulares en solitario-. La única ofensiva para los peces fue cortesía de un bambinazo de Justin Ruggiano.

Miami ganó su partido número 55 del año, pero la cuenta regresiva hacia las 100 derrotas está en siete. Una jornada que tuvo toques de dulce y agraz.