Habemus Segundo Seleccionado

Estándar

Imagen de archivo: Marc Serota/Getty (vía Zimbio).

No hay mal que por bien no venga, según dice el viejo y conocido refrán. Y Henderson “Nishimoto” Álvarez pudo sacarle el máximo beneficio: fue convocado al Juego de las Estrellas de este año luego de que Jordan Zimmermann se lesionara.

Es la primera vez que el venezolano asistirá al Clásico de Verano. Además, tendremos dos representantes por primera vez desde 2010, cuando Hanley Ramírez y Josh Johnson hicieron acto de presencia.

Esto es bueno por partida doble. Como ya dijimos, sus números eran más que merecedores de consideración para estar entre los elegidos. Además, lo hizo a costa de un jugador de los Nationals, uno de los cuatro equipos a los que odio con inquina.

Par de Cuatros

Estándar

Una lástima que no hayas durado más en la lomita, compadre. Foto: Alex Brandon/AP (vía Yahoo! Sports).

Miami tentó a la suerte y se llevó la serie corta ante los Nationals gracias a un par de mangas de cuatro carreras. Eso sí, como es costumbre, fue más doloroso de lo que estaba inicialmente presupuestado.

Luego de que Henderson “Nishimoto” Álvarez abandonara tras cinco innings en blanco -5 H, 0 BB, 2 SO- por problemas en su codo -parece que también lo agarró la epidemia-, Mike Redmond no halló mejor cosa que poner al peor relevista disponible en el montículo: Chris Hatcher -no sé por qué siguen dándole oportunidades que no merece-. El resultado fue predecible: Washington puso tres en la pizarra en la sexta y después lo empató en la séptima ante A.J. Ramos. En la octava, Mike Dunn hizo su mejor impresión de David Copperfield y sacó tres outs con las bases llenas. Taponazo de boca para muchos, entre los que me incluyo.

Algo que terminaría pesándole a los locales, ya que el juego se fue a muerte súbita. Ahí fue cuando la nave miamense tiró nuevamente el dado y sacó un cuatro. Casey McGehee reventó un lanzamiento de Adam Barrett a lo profundo del jardín izquierdo con las bases llenas para darnos la ventaja definitiva. Reed Johnson añadió dos más con un doblete a la derecha, ayudado por el hecho de que Jayson Werth simplemente no sabe fildear.

Steve Cishek permitió una carrera y dos imparables en la parte baja, pero no tuvo mayores problemas para sellar el resultado final de 8-5 y darnos nuestra primera barrida fuera del acuario.

Semana Negra

Estándar

Hasta este montón de huesos tiene mejor pinta que los Marlins en estos momentos.

El lunes llegábamos a Washington como líderes de la División Este y con récord de 5-1. Seis días después, terminamos el viaje por el norte con seis derrotas al hilo y de vuelta en el sótano. ¿No les decía yo que este equipo era bipolar?

El problema es que después tienen cara para decir que los fans no apoyamos… Bueno, nosotros también tenemos derecho a rechazar cualquier producto que no cumple lo que promete.

Mármolcoaster

Estándar

This. Is. Insulting. Photo: Washington Nationals’ Instagram.

  • Christian Yelich puts a tremendous game at the plate, reaching base five times: 200 points.
  • Jarrod Saltalamacchia hits his first HR as a Marlin, a game-tying shot in the 7th: 100 points.
  • Carlos Mármol comes in, intentionally walks Anthony Rendón to load the bases in the 8th and then gives a go-ahead Grand Slam to Jayson Werth: Priceless. Freaking priceless.

There are a lot of things money can’t buy. For everything else, there’s FailCard.  And this one’s on you, Michael Hill; signing this guy was your idea.

Traición #11: Cadena de Favores

Estándar

Esa pelota se va, se va, se va y se sigue yendo… Foto: Jonathan Ernst/Getty (vía ESPN).

En un partido que debió haberse jugado ayer -pero no se pudo por lluvia-. Miami derrotó por 4-2 a Washington -su primera sonrisa en la capital este año- y desencadenó una cadena de favores. Este triunfo de la nave multicolor dio un serio golpe a las aspiraciones de Washington, además de entregarle boletos de postemporada a Atlanta y St. Louis.

Giancarlo Stanton y Christian Yelich conectaron sendos cuadrangulares contra un errático Dan Haren (L, 9-14). Tom Koehler (W, 4-10) permitió apenas tres hits en seis sólidas mangas y Steve Cishek logró su 32º salvamento. Ya lleva 27 al hilo, empatando la marca histórica del club que Todd Jones lograra en 2005.

A pesar de que los peces no van a ninguna parte este año, me alegra ver que siguen teniendo la habilidad de cortarle las alas a equipos muy superiores en instancias decisivas.